Sin comentarios aún

Mª Ángeles

ss

Casada con dos hijos.

Sufrí un ictus el 26 de enero de 1996.

Estaba en casa, preparándome para ir a trabajar. Desperté a mi hija para ir al colegio, mi hijo y mi marido ya se habían ido. Al ir a despertarla ya no hablaba bien, sólo balbuceaba. Mi hija se asustó mucho y llamó a mi marido. Tenía la sensación de estar mirando una película. Vino mi marido y fuimos al hospital. Me operaron 3 veces. Cuando salí del hospital no hablaba. Sólo decía leche, porque era la última palabra que dije, ya que le estaba preparando la leche a mi hija. Todo era leche, cualquier cosa que me enseñaran yo decía leche. Con sesiones de logopeda mañana y tarde fui mejorando, y con ayuda de mi familia evolucioné.

Al año empecé a trabajar con muchas dificultades. Al principio me ponía muy nerviosa. Mis compañeros me ayudaron mucho.

Ahora estoy bien, hablo bien y la gente me entiende.

La asociación me aporta compañía. Aquí estoy con gente como yo y hacemos piña. Compartes vivencias. Y aunque éramos todos unos desconocidos nos convertimos en amigos.

Publicar un comentario